Tratamiento para adelgazar con hipnosis clínica.

Los trastornos alimenticios.

Problemas mentales que provocan una actitud anormal hacia la comida.

A menudo asociados a la depresión, ansiedad y baja autoestima.

 

Resultado de imagen de fotos obesos

Tratamiento para adelgazar con hipnosis clínica.

Sesiones de hipnosis personalizadas, para perder peso & coaching nutricional.

Son increíblemente perjudiciales psicológica y físicamente provocando cambios en el comportamiento y en los hábitos alimentarios.

Las personas que los padecen suelen estar concentrados, o mejor, obsesionados por el peso, su estado físico y lo que comen.

Esto suele conducir a conductas insanas que pueden tener consecuencias devastadoras.

En particular en el caso de la anorexia y la bulimia los daños físicos que provocan hacen necesario que deban ser controladas y tratadas por un médico.

El apoyo y colaboración de un hipnoterapeuta pueden resultar muy útiles.

Al dirigirse directamente a la mente subconsciente la hipnosis pueda trabajar de manera directa para ayudar al cuerpo.

Todos los hábitos y comportamientos compulsivos (impulso irresistible u obsesivo a la repetición de una acción determinada) tienen una serie de causas y por lo tanto un origen.

OBESAS EMBARAZADAS.

Resultado de imagen de fotos obesos

 

 

 

Si como es lo más habitual no es posible encontrar y solucionar el problema racionalmente entonces es de carácter subconsciente.

 

La hipnosis es útil para el tratamiento de los trastornos alimentarios porque permite comunicarse con el subconsciente de manera directa y efectiva.

De este modo es posible dirigirse a la raíz del problema, donde realmente se encuentra, para buscar soluciones.

La clave emocional del problema está escondida en el inconsciente, esto hace que difícilmente se pueda solucionar a base de racionalizar o analizar.

Es trascendental que las personas que padecen esta situación comprendan que no nacieron así, que su problema es un comportamiento adquirido y puede ser cambiado.

Esto quiere decir que es posible para ellos volver a funcionar con normalidad.

 

Resultado de imagen de fotos obesos

La hipnosis es una manera de cambiar las creencias, emociones y percepciones de manera que la persona pueda volver a una relación saludable con su cuerpo y la comida.

Las causas de los trastornos alimentarios son complejas y a menudo hay muchos aspectos implicados.

No hay una única razón para que alguien desarrolle un problema con la alimentación y los factores que contribuyen a provocarlos son diferentes para cada persona.

Se cree que es una combinación de razones biológicas, sociales, genéticas, psicológicas y del entorno.

Algunos factores clave que hacen a alguien más propenso a padecer un trastorno alimentario son:

. La baja autoestima, una epidemia en nuestra cultura.

La enorme presión que todos padecemos en una sociedad que prioriza la belleza y juventud hace que casi todas las personas tengan problemas de autoimagen en algún momento de sus vidas.

Resultado de imagen de fotos obesos

. Tener antecedentes familiares de trastornos alimenticios o depresión

. Ser objeto de críticas en los hábitos de alimentación o en el peso.

. Sentirse presionado a estar delgado por tu profesión o aficiones.

. Tener ciertas características personales como ser obsesivo o tendencia a padecer ansiedad.

. Padecer acontecimientos traumáticos como abusos o la muerte de seres queridos.

. Relaciones personales difíciles con amigos o familia.

. Estar sometido a altos niveles de estrés en la escuela, universidad o trabajo.

 

 

Hay diversos tipos de trastornos alimenticios pero los más comunes son:

. Anorexia
. Bulimia
. Atracones compulsivos

Resultado de imagen de fotos obesos

Anorexia

Es una enfermedad grave que hace que la persona quiera pesar lo menos posible.

Para conseguirlo los que la padecen a menudo recurren a medidas extremas: reducir la cantidad de comida, devolver o hacer cantidades desorbitadas de ejercicio.

Una persona que padece anorexia tiene una imagen distorsionada, no se ve a sí misma como lo hacen las otras personas.

A pesar de tener un peso normal (o mucho menos de lo normal) se percibe con sobrepeso.

La enfermedad hace que se experimente una gran ansiedad respecto a todo lo que tiene que ver con la comida.

Los enfermos llegan a unos extremos inimaginables para evitar comer por el pánico que les produce ganar peso o “perder el control” de su dieta.

 

Esta idea de “control” juega un gran papel en la enfermedad.

Las personas con anorexia suelen ser muy perfeccionistas, tener problemas de confianza en ellas mismas, baja autoestima y una gran necesidad de control.

Controlar la comida y el peso puede darles al principio una sensación de control difícil de alcanzar en otros aspectos de la vida.

Pero la ausencia de alimentación hace que el cuerpo y la mente dejen de funcionar correctamente, se produce una distorsión de la realidad y del pensamiento racional.

Finalmente es la enfermedad la que toma el control y la persona está indefensa.

 

Es posible llegar a morir por los efectos de la anorexia.

Si crees que padeces anorexia o conoces a alguien que la padece no esperes a observar una pérdida extrema de peso.

Aunque este es el principal síntoma otros de tipo psicológico le preceden, cuando antes la persona busque y reciba ayuda mejor.

 

Bulimia

Resultado de imagen de fotos obesos

La bulimia es otra enfermedad que también hace que los que la sufren tengan una tendencia obsesiva a controlar su peso.

Alguien con bulimia tiende a querer restringir la comida, come en exceso y elimina lo que ha comido.

El peso y la talla ejercen una influencia excesiva en la autoestima y la valoración que hacen de sí mismos.

Muchas mujeres especialmente detestan su aspecto y consideran la grasa corporal una muestra de su “maldad”.

Este comer en exceso o atracones compulsivos suponen una ingesta de una gran cantidad de alimentos de una sola vez.

Este comer excesivo no es producto del hambre si no una respuesta a una emoción como el estrés, la baja autoestima o la depresión.

Pueden aparecer espontáneamente o ser planeados.

Cuando se produce uno de estos episodios la comida se convierte en una obsesión, se come deprisa y hay una sensación de pérdida de control.

Resultado de imagen de fotos obesos

Después del atracón alguien con bulimia se siente culpable, avergonzado y preocupado por el peso que va a ganar.

Para evitarlo las personas con bulimia intentan recuperar el control y librarse de lo que han comido purgándose o por otros medios.

Algunas se provocan vómitos, toman laxantes o diuréticos, se someten a episodios de ayuno prolongado o cantidades excesivas de ejercicio. En algunos casos esta necesidad de vomitar se produce después de cada comida.

La frecuencia con que se repiten estos episodios es variable desde cada varios meses a varias veces al día.

Evidentemente este ciclo de atracones y purgas tiene consecuencias en el cuerpo y la mente.

Algunas no consideran su enfermedad un problema pero otras lo viven con miedo y desesperación.

Las personas con bulimia aunque pueden tener un peso normal, esto hace más difícil identificar su problema a los demás, también necesitan ayuda.

Resultado de imagen de fotos obesos

Atracones compulsivos

Las personas que padecen esta enfermedad comen de forma excesiva e incontrolada con el consecuente aumento de peso.

A diferencia de la bulimia la persona que los sufren no eliminan la comida después del atracón.

Los comedores compulsivos utilizan la comida como una manera de hacer frente al estrés los conflictos de tipo emocional o los problemas del día a día.

Utilizan la comida para tapar y bloquear los sentimientos y emociones que experimentan.

Quienes viven con este problema se suelen sentir sin control en sus vidas y son conscientes de que su comportamiento no es normal o saludable.

Este comportamiento suele empezar en la infancia cuando se forman los modelos de comportamiento.

Resultado de imagen de fotos obesos

Muchas personas que se acaban convirtiendo en comedores compulsivos no han aprendido a manejar las situaciones estresantes y utilizan la comida como una manera de sobrellevarlas.

Los que padecen esta dolencia suelen tener sobrepeso e intentan controlar su comportamiento haciendo dieta para adelgazar.

Esto suele conducir a nuevos atracones acompañados de sentimientos de impotencia, culpa, vergüenza y fracaso.

Este ciclo de dietas y atracones pueden continuar para siempre si las razones emocionales que lo provocan no se solucionan.

A menudo los comedores compulsivos sienten vergüenza por su comportamiento y lo ocultan de sus familiares y amigos.

Suelen sentirse culpables pero viven su situación como si no tuvieran un problema “real” esto hace que difícilmente pidan o busquen ayuda.

Resultado de imagen de fotos obesos

 

La verdad es que al tener sobrepeso suelen padecer problemas médicos como la diabetes o enfermedades cardíacas y su estado emocional se ve afectado.

Lo cierto es que los atracones compulsivos son una enfermedad peligrosa física y psicológicamente como los demás trastornos alimenticios.

FITO GARCÍA.

HIpnoterapeuta clínico Coleg.

SIHC-ESP-2013-512

 

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.