Cuando jugar es un problema, apuestas online y adicción no química

Tratamiento para dejar de jugar, adicción al juego online y ludopatía con hipnosis clínica en Alicante.

 

Resultado de imagen de fotos adiccion online

Actualmente, la adicción a los juegos de azar y apuestas online ha alcanzado proporciones preocupantes.

En 1977 se legalizó el juego en España ofreciendo una oferta cada vez más amplia de juegos de azar y apuestas.

Con ello aumentó el  número de personas que experimentan más problemas para controlar sus apuestas.

El juego a las apuestas online, empieza a ser una conducta patológica cuando aparece una dependencia psicológica.

Se caracteriza por el deseo e impulso a participar en juegos de azar o apuestas online, apareciendo una incapacidad de resistirse al impulso de jugar.

Asimismo, se da una pérdida de control e impotencia.

Los síntomas deben estar presentes durante un periodo de tiempo continuado.

La situación llega a alterar los diferentes ámbitos de la vida del individuo.

Tanto a nivel laboral, académico, familiar y las relaciones sociales.

¿POR QUÉ SE GENERA LA ADICCIÓN?  A LAS APUESTAS ONLINE.

 

Resultado de imagen de fotos adiccion online

Hay diferentes tipología de juegos (recreativos o los de azar).

Entre los juegos de azar dónde hay una recompensa económica, encontraríamos las apuestas online.

Las posibilidades de ganar o perder, no dependen exclusivamente de la habilidad del jugador, sino del azar.

No existe un control sistemático de los resultados del juego.

Las variables que afectan en la adicción de todos los tipos de  juegos de azar son la inmediatez de la recompensa, en que sabemos con rapidez la respuesta de la acción, si hemos obtenido el premio o si la jugada es perdedora.

Es una actividad repetitiva y autoestimuladora con un reforzamiento intermitente. 

Intercala las acciones como premio y otras no.

Otro de los mecanismos que están presentes en la adicción a las apuestas online, es la elevada probabilidad de ganar. 

Suele ser más elevado en las modalidades online que presenciales.

Además las condiciones ambientales en las que se lleva a cabo el juego facilitan su desarrollo: como la disponibilidad en la amplia oferta de juegos que existen, la intimidad en llevarlo de forma anónima y su comodidad en apostar donde quiera y cuando quiera.

La adición a las apuestas online, son las que suscitan más demandas de tratamiento.

Para tratar este tipo de conducta adictiva, los tratamientos con hipnosis clínica han demostrado su eficacia.

La intervención se caracteriza en el reconocimiento de la conducta adictiva.

Se restablecerá el estilo de vida y se promoverán recursos conductuales que faciliten comportamientos alternativos a la conducta del juego.

Imagen relacionada

¿PARECE QUE TE SIENTAS IDENTIFICADO?

Si es tu caso o el de algún allegado, lo principal para poder salir de ello es ser consciente y ser capaz de reconocerlo.

El segundo paso es que ser capaz de expresar tus sentimientos y la situación.

Podéis contar con HIPNOSIS CREATIVA ALICANTE. siempre que lo necesitéis.

 

Los efectos de las drogas en el cerebro.

Drogas y daños en el cerebro.

Hablamos de que la adicción es una enfermedad cerebral porque las drogas producen cambios profundos en el cerebro, tanto en las estructuras como en las funciones de varias áreas cerebrales.

El cerebro es un órgano muy plástico que cambia cuando las condiciones externas o internas cambian, como es el caso del consumo de drogas.

Y estos cambios, a su vez, son los responsables de que el consumo se mantenga en el tiempo y la persona acabe desarrollando una adicción.

Cómo actúan las drogas en el cerebro

En primer lugar, tanto las drogas como el alcohol o el tabaco, actúan, en el mismo punto del cerebro: el sistema de recompensa.

Este sistema, situado en el centro del cerebro, se encarga de liberar una sustancia llamada dopamina ante aquellos estímulos que nos dan placer como una comida rica o un concierto de nuestro grupo favorito.

Las drogas también producen una liberación de dopamina sobre el sistema de recompensa, pero de manera mucho más intensa que otros estímulos.

De hecho, las drogas inundan el cerebro de dopamina, liberando hasta 10 veces más sustancia que actividades muy placenteras como mantener relaciones sexuales.

Pero al cerebro no le sienta bien esta sobredosis de dopamina y pronto se adapta a esta gran cantidad de placer, reduciendo la cantidad de dopamina y también los receptores sobre los que actúa esta molécula en el cerebro.

De ahí que las personas que abusan de las sustancias desarrollen tolerancia y cada vez necesiten más cantidad de droga para conseguir los mismos efectos. Además, esto explica porqué el consumo repetido de drogas hace que el resto de actividades “naturales” como ir al cine o a una cena con amigos dejan de producir placer, ya que nada ni nadie puede igualar al placer que da la droga.

Además, las drogas actúan en otras partes del cerebro como la corteza prefrontal, implicada en la toma de decisiones y la conducta racional y el sistema cerebral relacionado con el estrés.

Por último, las drogas también afectan a áreas cerebrales relacionadas con el aprendizaje, la motivación y la memoria.

El hipocampo -donde se almacenan los recuerdos relacionados con hechos como la fecha del cumpleaños de nuestra pareja o el nombre del presidente del gobierno-, la amígdala -encargada de almacenar los recuerdos emocionales negativos como la muerte de un ser querido-, y los ganglios basales -implicados en la memoria de hábitos como andar en bici- sufren cambios muy llamativos por el consumo repetido de drogas.

Estas alteraciones cerebrales explican muchos de los comportamientos de las personas adictas a las drogas como la pérdida de control o el consumo compulsivo.

Efectos de las drogas en el cerebro a largo plazo.

Por las adaptaciones cerebrales y la tolerancia de la que hablábamos antes, una persona con adicción a las drogas no experimenta placer cuando consume, o no el placer que nosotros pensamos.

De hecho, cuando una persona consume durante mucho tiempo, la droga empieza a sentarle mal (son comunes los delirios de persecución en la adicción a la cocaína, la psicosis producida por los porros o los fallos de memoria en el alcoholismo).

Sin embargo, las drogas producen cambios en el cerebro que hacen que las personas adictas sigan consumiendo a pesar de ser conscientes de que la droga les está arruinando la vida y también la de su familia. 

No olvidemos que la adicción es una enfermedad familiar que afecta al adicto, pero también a toda su familia.

En consulta nos encontramos a personas a las que han echado del trabajo, que tienen problemas con la justicia a causa del consumo o que han perdido a su familia y a sus hijos por su enfermedad, y a pesar de todo esto no pueden dejar de consumir.

Y esto no sucede por el “bienestar” que produce la droga, sino porque estas sustancias “secuestran” el cerebro y toman el control de las vidas de las personas adictas.

Es como si una persona fuera poseída por la adicción y, durante algunos momentos la droga controlase su conducta y sus emociones.

Además, como hemos hablado antes, las drogas afectan a áreas del cerebro relacionadas con el autocontrol y el aprendizaje de hábitos.

 

 

Estas alteraciones cerebrales producidas por la drogas son las causantes de que persona adicta sea incapaz de dejar de consumir sin ayuda profesional.

Una persona adicta no decide consumir, sino que no puede dejar de hacerlo.

Necesita ponerse en manos de profesionales,  y realizar un tratamiento adecuado con hipnoterapia clínica por profesionales expertos en hipnosis clínica.

FITO GARCÍA, HIPNOTERAPEUTA CLÍNICO PROFESIONAL

  • Psicoterapeuta Clínico Profesional
  • Colegiado SIHC-ESP-20130-512
  • Sociedad Internacional Hipnosis Clínica SIHC
  • Especialista en Hipnosis Clínica.
  • Master en Hipnosis Clínica
  • Doctorado en Hipnosis Clínica
  • Mindfulness
  • PNL
  • Coaching emocional
  • Instructor orientalista Dzogchen

fobia social

Fobia Social. (Ansiedad social)

Agorafobia. Fobias específicas.

La Fobia es una forma especial de temor y reacción desmedida, poco racional que produce respuestas de evitación a la situación u objeto fobizado, siendo persistente en el tiempo.

Si bien no es considerado un trastorno de salud emocional, sí genera al paciente que lo sufre diversos problemas emocionales y sociales.

Dentro de las Fobias más comunes, encontramos la Agorafobia, que se caracteriza por la manifestación de ansiedad o miedo a lugares donde al paciente le resulta difícil salir o encontrar ayuda, si aparece su temida crisis de angustia.

Fito García entrevistado en Onda Cero Radio

Entrevistas a Fito García en Onda Cero Radio

10a Entrevista
Trastorno de
Agorafobia
Reproductor de audio

Diferenciamos dos tipos de Agorafobia

  • Trastorno de angustia sin Agorafobia: donde las crisis de angustia son recidivantes e inesperadas y causan un estado de alerta permanente en el paciente.
  • Trastorno de angustia con Agorafobia: donde la crisis de angustia va acompañado de Agorafobia de carácter recidivante.

Otra Fobia muy común, es la Fobia Social o trastorno de ansiedad social, que la podemos definir como el trastorno psicológico del espectro de los trastornos de ansiedad caracterizado por un temor intenso a situaciones sociales que causan en el paciente una gran angustia, malestar e incapacidad de funcionamiento en las áreas de su vida habitual.

En la Fobia Social diferenciamos la específica, en las que sólo se tiene miedo a algunas situaciones particulares y la generalizada.

Los tratamientos que han demostrado una óptima eficacia en el tratamiento específico de las Fobias son los basados en Hipnosis Clínica con protocolos cognitivo-conductuales.

 

Fobias específicas:

Las fobias específicas son miedos irracionales y desproporcionados ante determinadas situaciones (subrayo lo de irracional y desproporcionado).

Generalmente, al entrar en contacto con la situación temida se produce una crisis de ansiedad similar a la que se experimenta en el trastorno de pánico o en la fobia social.

Distinguimos varios tipos de fobias específicas:

Tipo animal: Temor a determinados animales inofensivos.

Tipo ambiental: Temor a las tormentas, las alturas, las aguas profundas, etc., en circunstancias no peligrosas.

Tipo sangre-inyecciones-daño: Temor a la sangre o a ser objeto de intervenciones quirúrgicas o inyecciones, o sufrir daño, en general este temor resulta desproporcionado.

Tipo situacional: Miedo a volar, a los ascensores o a los espacios cerrados, por ejemplo.

Otros tipos: Cualquier otro tipo de temores, como por ejemplo situaciones que podrían provocar atragantamientos, vómitos o la adquisición de una enfermedad.

 

 

 

Veamos las técnicas utilizadas por Hipnosis Creativa:

Educar al paciente fóbico sobre la problemática de la ansiedad en general y de la fobia en particular, indicando los mecanismos y procesos de la enfermedad, interrelaciones entre la emoción, pensamiento y acción.

Auto exposición simuladas a situaciones ansiogenas mediante Hipnosis Clínica.

Potenciar la autoestima y el auto concepto del paciente.

Reestructuración cognitiva para controlar los pensamientos desadaptativos.

Entrenamiento asertivo y desarrollo de habilidades sociales.

Naturopatía.

Tratamientos cognitivo-conductuales.

Dvd de autoayuda, como ejercicios terciarios para complemento de la terapia fuera de la clínica.

Honorarios

1ª. Sesión 125€ (90 minutos)

Incluye: Entrevista + psicoterapia + Hipnosis

Siguientes sesiones 75€ (60 minutos)

Incluye: Análisis de resultado + Hipnosis

Hasta conseguir la mejoría deseada

Formaliza tu reserva.

Llamando al 637.977.761

Adicciones químicas y no quimícas

Adicciones no químicas

Ludopatía. Juego. Compras. Internet
Ludopatía

Adicciones químicas

Cocaína. Marihuana. Hachís. Alcohol.
Adicciones cocaina

1ª. Sesión 125€ (90 minutos)

Incluye: Entrevista + psicoterapia + Hipnosis

Siguientes sesiones 75€ (60 minutos)

Incluye: Análisis de resultado + Hipnosis

Hasta conseguir la mejoría deseada

Fito García entrevistado en Onda Cero Radio

En el tiempo y en el espacio, desde que se tiene conciencia y se poseen documentos de la cultura humana, sus actores; los hombres, siempre han mostrado una curiosidad, un deseo y una necesidad por alguna droga. Lo que espera el hombre de ésta es satisfacerse de una u otra forma, pero cuyas consecuencias pueden ser fatales.

¿Cómo se cae en la adicción?

Normalmente toda adicción surge de un mal hábito.

La vida y la supervivencia están estrechamente ligadas a la adquisición de hábitos, conductas que por su conveniencia y a base de ser repetidas quedan registradas en la memoria.

Los hábitos saludables, correctos y positivos para un mejor desarrollo personal, se obtienen gracias a una buena educación en la familia y en los centros de enseñanza.

Por el contrario los hábitos negativos, los que perjudican a nuestra salud, se adquieren más fácilmente puesto que la repetición de la conducta persigue obtener algún tipo de placer o disminuir algún tipo de dolor.

¿Cómo podemos detectar si somos adictos?

Los familiares y amigos de la persona adicta tienen la responsabilidad de detectar las adicciones, dar las a conocer e intentar buscar una solución.

Veamos los rasgos habituales en la conducta de una persona adicta:

  • Aislamiento de las personas queridas.
  • Cambios de humor.
  • Desorden en horarios y salidas.
  • Mentiras.
  • Inestabilidad en su vida social.
  • Fracaso académico o profesional, etc.

Una vez declarada una adicción, se debe intentar evitar por todos los medios que ésta gane terreno.

Las personas implicadas deben buscar un consenso respecto al modo de actuar y tratar con el adicto, haciéndole ver, sin fisuras y si es preciso de forma contundente, que la única alternativa para él y para todos los demás, es asumir el problema y dar paso a un tratamiento adecuado y efectivo de su adicción.

Otras terapias abordables:

Pérdida de Peso

Aumento de la motivación, reprogramación de hábitos alimenticios, disminución de la ansiedad.

 Dejar de Fumar

Elimina el hábito de fumar y ofrece procedimientos para una modificación permanente de conducta.

 Parto natural

Apoya y refuerza el parto sin dolor, programa el control del dolor, establece comunicación con el niño y favorece una fase post-parto positiva.

 Problemas de salud

Alivia los síntomas y reduce los efectos de enfermedades o dolores crónicos. La hipnosis y su metodología de imágenes guiadas hacia la optimización de recurso activadores del proceso inmunológico han dado excelentes resultados como coadyuvantes y potenciador del tratamiento oncológico.
La hipnosis logra espléndidos resultados para paliar el dolor y mejorar la calidad de vida de los enfermos.

 Autoestima y motivación

Reforzamiento de la propia imagen mediante la reprogramación del comportamiento negativo, aumentando la seguridad y la aceptación de uno mismo. Sensaciones de comodidad con respecto al éxito.

 Estudio

Mejora los hábitos de aprendizaje, realzando la memoria e infundiendo una actitud positiva hacia el aumento del conocimiento.

 Deporte

Genera sensación de éxito en la ejecución de habilidades, aumenta el vigor y la coordinación, pone en perspectiva el espíritu competitivo y realza la actitud en busca del éxito.

Disponemos de un servicio Médico, de Psicoterapia y de Hipnosis Clínica, al servicio del paciente para que se sienta seguro y respaldado en todo momento.

Formaliza tu reserva.

Llamando al 637.977.761