Tratamiento para dejar la cocaína con hipnosis clínica. (Alicante)

En Hipnosis Creativa, conjuntamente con los centros HPsis, investigamos en tratamientos de desintoxicación de cocaína desde hace más de 20 años, formando un equipo multidisciplinar que trabaja la Hipnosis Clínica, la Psicología y la Psiquiatría orientadas a la deshabituación del consumo de drogas.

En nuestro tratamiento de desintoxicación de la cocaína, utilizamos Psicoterapia e Hipnoterapia Clínica y están orientados a ofrecer a los pacientes con problemas de adicción a la cocaína una ayuda humana y profesional que les permita resolver sus conflictos, sentirse acompañados en el proceso de recuperación y mejorar su calidad de vida.

El tratamiento de deshabituación de la cocaína en Hipnosis Creativa de Alicante, está indicado para cualquier tipo de sustancia tóxica o actividad adictiva y para los trastornos psicológicos o psiquiátricos asociados o no al consumo de sustancias como la cocaína.

Tarifas del tratamiento

HIPNOSIS PARA DEJAR LA COCAINA
Precio 1ª sesión
125€ y 90 min.
Precio 2º y siguientes sesiones
75€ y 60 min.
Nº de sesiones
Hasta alcanzar la mejoría deseada

Incluye: Análisis de resultado + Hipnoteraìa

20 años de experiencia clínica

Fito García entrevistado en Onda Cero Radio

HIpnosis para dejar la cocaína, en Alicante

Sesiones individuales de Hipnosis para dejar la cocaína.

En Hipnosis Creativa las sesiones de Hipnosis en Alicante son realizadas de forma individual y personalizada por Fito García siendo titulado y acreditado con Máster y  Doctorado en Hipnosis Clínica y reconocido profesional de la Hipnosis Clínica Directa, siendo actualmente Delegado para Alicante en la Sociedad internacional de hipnosis clínica SIHC

En nuestro centro de Hipnosis Creativa  Alicante, podemos constatar que la Hipnosis es una gran herramienta para dejar la cocaína  de una forma sencilla, definitiva y sin la temida ansiedad.

En  Hipnosis Creativa utilizamos la Hipnosis Clínica Directa para ayudar a cientos de personas a dejar la cocaína,  reduciendo la ansiedad y con una efectividad del 80%.

El tratamiento de Hipnosis para dejar de consumir cocaína ha demostrado ser un método muy eficaz y natural para dejar la cocaína y  superando a otros  métodos tradicionales como la acupuntura y terapias grupales: de un 6% a un 30%,  frente al 80% de éxito de la Hipnosis Clínica.

La Hipnosis para la adicción a la cocaína sólo alcanza un  9% de recaídas.

Con el tratamiento de Hipnoterapia Clínica, conseguirás dejar atizarte coca compulsivamente, te sentirás bien y eliminarás la ansiedad.

Con el tratamiento de Hipnosis Clínica, lograrás deshacerte de las creencias erróneas negativas, que te impedían liberarte de las garras de la cocaína  y volver a una vida libre y sin ataduras.

 

Guía para los padres

¿Es habitual hoy en día que un adolescente consuma cocaína?

La respuesta a esta pregunta es, radicalmente, no. Lo más habitual es que los adolescentes y jóvenes españoles ni siquiera la hayan probado nunca.

Lo que ocurre es que, si tenemos en cuenta las tendencias del consumo de drogas en España, encontramos que el consumo de cocaína ha tenido un aumento espectacular en los últimos años, lo cual ha generado una importante alarma social.

Pero esto no significa que consumir cocaína sea una actividad habitual.

Los últimos datos hablan incluso de un retroceso en el consumo de cocaína, por primera vez en muchos años

¿Cuántos son los adolescentes consumidores de cocaína?

Después del cannabis, la cocaína es la droga ilegal más consumida por los jóvenes, aunque a una gran distancia de aquélla.

La proporción de jóvenes de 14 a 18 años que la han probado alguna vez nunca ha llegado al 10%, y actualmente parece estar lejos de esa cifra.

Los consumidores habituales, sin embargo, se han situado en los últimos años entre el 2 y el 4%. En el peor de los casos, por tanto, más del 90% de los jóvenes españoles de entre 14 y 18 años no han probado la cocaína nunca.

¿A qué edad se comienza a consumir cocaína?

Aunque la edad media de inicio del consumo de cocaína entre los jóvenes se sitúa entre los 15 y los 16 años, el consumo se extiende de forma especialmente acusada entre los 17 y los 18 años.

A los 18 años se da la mayor proporción de jóvenes que han consumido esta sustancia alguna vez.

¿Cuánta gente tiene problemas con la cocaína en España?

La cocaína es, a día de hoy, la droga ilegal por la que más personas acuden a solicitar tratamiento a los centros especializados, por encima de la heroína.

Esta realidad se hace todavía más patente si atendemos únicamente a las personas que acuden a tratamiento de drogas por primera vez en su vida.

En cualquier caso, y como explicaremos más detenidamente a lo largo de los próximos apartados, este indicador hace referencia a quienes acuden a tratamientos de deshabituación, es decir, a quienes solicitan ayuda por su adicción a esta sustancia.

Habría que añadir a esta cifra el número de personas que cada año acuden a centros de urgencias por problemas diversos debidos al consumo de cocaína, aunque técnicamente no se les pudiera considerar dependientes.

Y habría que añadir también a otras personas que, sin acudir a tratamiento por consumo de cocaína, presentan problemas físicos y/o psicológicos inducidos o potenciados por su consumo.

Es decir, podrán no ser dependientes de la cocaína, pero hay que tener en cuenta que el consumo de esta sustancia acarrea más riesgos y más daños (y en algunos casos más importantes) que la propia adicción.

Radiografía del consumo de cocaína

¿Cuando tengo que preocuparme entonces?

El principal objetivo de este apartado es ayudaros a discriminar signos de alarma.

Para ello, se ofrece una especie de radiografía del consumo de cocaína entre los adolescentes y jóvenes españoles: contextos en los que se consume, costumbres y comportamientos asociados a su uso-abuso-dependencia, etc.

Este conocimiento os facilitará la detección de situaciones de riesgo, y en consecuencia, la adopción de las estrategias de afrontamiento más adecuadas en cada caso.

¿Cómo sé si mi hijo está consumiendo cocaína?

Si bien es cierto que la forma más fiable de conocer si una persona está consumiendo cocaína es analizando, por ejemplo, una muestra de su orina, éste no es siempre el método más indicado para salir de dudas. Para evitar “matar moscas a cañonazos” conviene en primer lugar estar atentos a una serie de indicadores que suelen tener relación con el consumo de drogas por parte de los adolescentes.

Estos indicadores son algo así como “termómetros” del estado de adaptación de los jóvenes, pequeñas señales que nos indican que algo está pasando, y que nos advierten de un posible consumo de drogas. Por lo general, es la combinación de varios de ellos lo que debe mantenernos alerta. Entre estos “termómetros” estarían los siguientes:

Posibles indicadores del consumo de drogas en los hijos:

Cambios bruscos de actitud o de la forma de relacionarse con los padres

Subrayamos la idea de “bruscos”, es decir, que no responden simplemente a su condición de adolescentes (adoptar una actitud de cierta rebeldía y distanciamiento es un hecho natural de la adolescencia).

Se caracterizan por una gran irritabilidad, agresividad, conductas extrañas, ansiedad, utilización persistente de mentiras, etc.

Posibles indicadores del consumo de drogas en los hijos Bajada brusca del rendimiento y de la adaptación escolar Normalmente, el consumo de drogas suele ir de la mano de una bajada del rendimiento y de la aparición de problemas de adaptación en la escuela o instituto que no suelen pasar desapercibidos a los profesores.

Por este motivo, si nuestro hijo acude a un centro de formación es importante entrar en contacto con sus responsables (tutor, orientador del centro...), al menos si detectamos situaciones que nos preocupan.

En el caso de los jóvenes que trabajan, el consumo puede ir asociado con problemas de indisciplina (absentismo, impuntualidad,...) y con una bajada del rendimiento en el puesto de trabajo.

Cambio de amigos y de costumbres.

La entrada en círculos de consumo suele suponer el acercamiento a grupos de consumidores y el abandono progresivo del contacto con los amigos no consumidores.

Por lo general, terminamos por dejar de tener noticias de los amigos de siempre y pasamos a conocer bastante poco de los nuevos círculos de amistades en los que nuestros hijos se mueven.

Movimientos extraños de dinero.

Es un indicador importante de consumo de drogas, y especialmente de sustancias como la cocaína, puesto que su consumo es caro, y en muchos casos asociado a fiestas y a zonas de marcha que también requieren otros gastos.

Pueden ser indicadores de un consumo habitual de cocaína los robos de dinero en el hogar o en otros contextos, la presencia de gran cantidad de dinero en casa sin ninguna justificación, o el gasto excesivo, brusco e injustificado del dinero disponible.

Mensaje clave

En una proporción muy alta de los casos, el consumo de cocaína en adolescentes se produce en el marco de este síndrome.

Además, pueden observarse algunos síntomas más directamente relacionados con el consumo, tales como:

Síntomas físicos:

Llegada a casa con las pupilas muy dilatadas, que no se contraen ante la luz.

Con el paso del tiempo es también frecuente una importante pérdida de peso, palidez, ojeras, sangrado de nariz,...

La llegada bajo los efectos.

Puede también caracterizarse por síntomas de euforia, locuacidad, insomnio, falta de apetito..., que con el paso de los efectos se convierten en cansancio extremo y malestar emocional.

Otros síntomas

directamente relacionados con la sustancia: por ejemplo, presencia de droga en casa. ¡¡Dirá que es de un amigo, que se la está guardando a alguien...!!

Formaliza tu reserva

Formaliza tu reserva llamando al 637-977-761 o accediendo a la página de contacto .

Pide cita